lunes, 7 de septiembre de 2020

REY EMÉRITO AL BANQUILLO. Concentración 10 de septiembre a las 19:30 horas en la plaza de la Constitución


 
EL  REY  EMÉRITO  HUIDO DEBE SENTARSE EN EL BANQUILLO.

 Los próximos días 7 y 8 de este mes de septiembre serán llevados a declarar ante la Audiencia Nacional el comisario Villarejo y varios cómplices del Rey Juan Carlos I. El día 28 deberá declarar la princesa Corinna, testaferro del hoy huido Rey Emérito. El juez García Castellón les interrogará sobre el origen y destino de los 100 millones de dólares que presuntamente cobró Juan Carlos de Borbón de manos del Rey de Arabia Saudí en concepto de comisiones ilegales por la construcción del AVE Medina – La Meca. En estas comparecencias judiciales sólo habrá un gran ausente: el ciudadano Juan Carlos, refugiado en los Emiratos Árabes Unidos.

 ¿Quién ampara al Rey Emérito para no poder ser citado por la Audiencia Nacional española?

 En primer lugar, lo ampara la vigente Constitución del 78. Efectivamente, a pesar de que en su artículo 14 la misma declara que “Los españoles son iguales ante la ley”, esta afirmación es desmentida por la propia Constitución en su artículo 56 al afirmar que “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”.

 En segundo lugar, al Emérito lo ampara su condición de aforado, otorgada en 2014 por su hijo Felipe VI y el Gobierno del entonces presidente Mariano Rajoy, en el momento en que Juan Carlos I abdicó como Rey efectivo de España. Gracias a esta condición de aforado la Audiencia Nacional no puede llamarlo hoy a declarar.

 En tercer lugar, el Emérito se libra de tener que dar explicaciones en las Cortes españolas por su comportamiento presuntamente delictivo. Hace pocas semanas los partidos monárquicos españoles (VOX, PP y PSOE) hicieron un bloque mayoritario para rechazar que Juan Carlos tuviera que comparecer ante una Comisión de investigación en el Congreso de los Diputados. Con ello quedaba derrotada una iniciativa apoyada por fuerzas republicanas como Unidas Podemos, ERC y EH Bildu.

 En cuarto, y último lugar, Juan Carlos no comparecerá ante los tribunales porque su huida del país fue planificada y facilitada por su hijo Felipe VI y el actual presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

  Por todo ello, Málaga Republicana declara que el Emérito huido debe sentarse en el banquillo. En nuestro país sólo una República puede ser garantía de democracia e igualdad.

  Malagueñas y malagueños: os llamamos a participar en la CONCENTRACIÓN de protesta que realizaremos el próximo jueves 10 de septiembre, a las 19’30 horas, en la Plaza de la Constitución de Málaga.

 Plataforma unitaria provincial Málaga Republicana.