jueves, 17 de agosto de 2017

Las plataformas Málaga Republicana y Sevilla por la República distinguidas con el Clavel Tricolor

http://bit.ly/2uMhzMn


En el día de ayer, en la Caseta Los Claveles - Rincón Cubano que el PCA-PCE gestiona en la Feria de Málaga, las plataformas unitarias Málaga Republicana y Sevilla por la República fueron distinguidas con el Clavel Tricolor "por su iniciativa y trabajo en la creación de Andalucía Republicana. Los compañeros Máximo de Santos y Antonio F. Fernández recogieron el premio en representación de Málaga Republicana, Eduardo Jaramillo y Juan Morillo lo hicieron en representación de Sevilla por la República.  


En cuanto al Clavel y Memoria que busca homenajear a aquellos que "fomenten y libren esta batalla para no desatender la memoria histórica" recayó en Antonio del Castillo y Rafael Morales por su trabajo en la organización de la Marcha Senderista Málaga-Almería en homenaje al 80 aniversario de la masacre de dicha carretera, la 'Desbandá', así como en el Foro de la Memoria de la Axarquía;

Los Premios Claveles Ciudad de Málaga, son galardones con los que se pretende homenajear durante la Feria de Málaga a aquellas personas y colectivos que, con sus actos y compromisos, "vienen ayudando a construir un mundo mejor". El premio tiene diez categorías: Clavel Solidario; Clavel y Memoria; Clavel Tricolor; Clavel '¡Ni un paso atrás!'; Clavel y Cultura; Clavel Vecinal; el premio 'Un verde, verde clavel'; el premio Clavellina; Clavel Campesino; y el premio Semilla de Clavel.




http://bit.ly/2uMLDY3

miércoles, 9 de agosto de 2017

Yo también soy rifeño

http://bit.ly/2wtWh3b


Nací en el Rif, en Melilla, hace casi setenta años. En mi infancia mamé el racismo. Me enseñaron que éramos diferentes, que unos éramos los superiores, los vencedores, los dominadores, los españoles, y los otros eran los inferiores, los perdedores, los dominados, los moros. Naturalmente era un racismo basado en el idioma y la cultura, porque no hay diferencias en el color de la piel. La diversidad de rasgos faciales, rubios y morenos, pelos lacios y crespos, es la misma entre los rifeños que entre los andaluces. ¿Cómo íbamos a ser diferentes si somos los mismos?

Mar-de-AlboranEl Mar de Alboran nos separa y nos une. Vistos desde las capitales imperiales, Roma, Bizancio o Estambul, somos los que estamos allí al final, donde el sol se pone y el mundo se acaba. A un lado la provincia romana de la Tingitania, con capital en Tánger. Al otro la provincia romana de la Bética, la del río Betis. A un lado el Rif, al otro Al Ándalus. Ambas orillas del Mar de Alborán fueron invadidas por los fenicios y los griegos y los cartagineses y los romanos y los vándalos y los bizantinos y los almorávides y almohades del Atlas y los castellanos y los franceses. Nuestros genes, salpimentados con los de nuestros invasores, han estado entremezclándose por siglos y milenios, saltando sobre el Estrecho de Gibraltar desde que aprendimos a navegar.

Mi padre luchó en la guerra del Rif. Siendo un alférez recién salido de la Academia de Infantería de Toledo, en 1922, fue enviado a luchar contra la República del Rif. Porque hubo una república independiente en el Rif que duró casi cinco años. Proclamada el 18 de septiembre de 1921 aguantó hasta el 27 de mayo de 1926. Tuvieron que unirse los ejércitos de Francia y España, con la complicidad de Alemania e Inglaterra, para vencerlos. En esa guerra murieron muchos soldados españoles, mozos de reemplazo, en su mayoría analfabetos, dirigidos por una oficialidad soberbia, corrupta y torpe. Por primera vez en la historia militar los aviones españoles regaron las aldeas y los campos con armas químicas: fosgeno, cloropicrina y gas mostaza; la incidencia del cáncer en el Rif sigue siendo la más alta de Marruecos noventa años después. La indignación y oposición de la sociedad española a la guerra del Rif provocó que en septiembre de 1923 el general Primo de Rivera diera un golpe de estado y España se convirtiera, otra vez, en una dictadura para poder continuar la guerra.  En mi colegio me contaron lo del desastre de Annual y la crueldad de las harkas rifeñas pero, curiosamente, en el colegio y en casa siempre se respetó la memoria de Abd el-Krim, el líder rifeño que presidió esa república y murió en el exilio en Egipto en 1963.

Los rifeños siempre han sido rebeldes. Entre el año 710 y el 1019 habían sido el Reino de Nekor, con capital en Tensaman, y se resistieron a las invasiones del emirato de Córdoba (s. X) y de la Taifa de Málaga (s. XI). Tras las oleadas de los Almorávides y los Almohades que unificaron el Magreb y Al Ándalus en un régimen islámico radical, recuperaron su siempre amenazada independencia sin llegar a someterse a las diversas dinastías de sultanes marroquíes. Formaban parte del bled es-siba, las tribus que, protegidas y aisladas por las cadenas de montañas del Atlas, aceptaban el papel religioso del sultán pero no su dominio político.

Tras la independencia de Marruecos en 1956 continuaron con su rebeldía. En octubre de 1958 se produjo la llamada Revuelta del Rif que duró cinco meses y fue sofocada mediante bombardeos indiscriminados con fósforo y napalm que provocaron de nuevo la muerte de miles de rifeños. Entre 1981 y 1984 se produjeron las llamadas “Revueltas del Pan” en todo Marruecos, pero que tuvieron especial incidencia en el Rif; la represión provocó decenas de muertos, especialmente en Al Hozaima y Nador.

El Rif sufre de la marginación y el abandono en los planes de desarrollo e inversión del gobierno de Rabat y está permanentemente sometido a una vigilancia y represión especialmente cruenta. Frecuentemente hay conatos de rebeldía locales a las que se responde con armas de fuego, como los estudiantes del liceo de Imzouren que murieron en enero de 1987. La primavera árabe de 2011 fue muy pacífica y autocontrolada en Marruecos, pero los únicos muertos civiles cayeron en Al Hozaima.

El 28 de octubre de 2016 la policía incautó el pescado que vendía ilegalmente un joven por las calles de Al Hozaima y lo tiró a un camión de basura. El joven Mouhcine Fikri subió al camión intentando recuperar su medio de vida, pero la maquinaria de compresión se puso en marcha y el joven murió aplastado, destrozado entre la basura, junto con su pescado. Aquello provocó una sublevación espontánea de la población, la hirak, que continúa hoy, se ha expandido por todo el Rif, ha provocado manifestaciones en Casablanca y Rabat y se está extendiendo por las ciudades europeas, Ámsterdam, Barcelona… Hay decenas de presos para los que se piden largas penas de cárcel. Hay denuncias de maltratos y torturas. Hay periodistas detenidos. Nasser Zefzafi, el portavoz más popular de la hirak fue detenido en mayo. Algunos líderes destacados han tenido que esconderse o huir. Las mujeres han pasado a ocupar los puestos de vanguardia en las movilizaciones. Y los ancianos.

A pesar de mis apellidos procedentes de los reinos de Castilla y Aragón yo también soy hoy rifeño, y no solo por haber nacido en el Rif, no solo por compartir genes e historia, sino sobre todo por compartir la indignación, el deseo de justicia, la lucha contra la corrupción, la desigualdad y la marginación social y económica. Y pido al gobierno de España y a las instituciones de la Unión Europea, que, en cumplimiento del artículo segundo del acuerdo de asociación Euromediterráneo firmado por Marruecos, demanden al gobierno de Rabat la libertad de los detenidos por razones políticas,  que se garantice el acceso a la justicia, que se garantice la libertad de expresión y un esfuerzo político y económico para integrar, de una vez y por todas, las justas reivindicaciones de todos los rifeños.

Juan Carlos Martínez Coll
Profesor titular de Economía Aplicada 
en la Universidad de Málaga

La Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas "Andalucía Republicana" no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia coordinadora.


http://bit.ly/2vOiKdA

Isabel Ribau, autora de la novela "El Tren de la Esperanza" obsequia un ejemplar a Málaga Republicana


La novelista Isabel Ribau, obsequia un ejemplar de su última novela "El Tren de la Esperanza "a la plataforma Málaga Republicana.

Isabel Ribau es una escritora especialista en la II República y la Guerra civil. Reside en Barcelona y compagina su trabajo, en el sector de la sanidad, con la novela histórica.

Sinopsis de la obra:
Novela histórica ambientada en la Barcelona de los años treinta del siglo XX.
Una angustiosa noche un fuego destruye el burdel más famoso de Barcelona. Su dueña, la atractiva Violeta, conoce la ruina y jura vengarse de sus enemigos. Sus ambiciones se complican cuando se proclama la Segunda República. España es un país con graves conflictos y controvertidas reformas que enfrentan a muchos españoles. La protagonista intenta aprovecharse de los que se enriquecieron en otra época y ahora se ven perjudicados por los cambios. Pronto recurre al chantaje y al soborno de los políticos más influyentes de Barcelona para cumplir su objetivo: construir el complejo de espectáculos y casinos más próspero de toda Europa. El amor no le es indiferente y mantiene un apasionado romance con un apuesto coronel. Violeta se enfrenta a la injusticia y el dolor.
Estamos ante la historia de una mujer comprometida y luchadora que no dejará a nadie indiferente.


Desde nuestra plataforma agradecemos el gesto de Isabel Ribau y nos reafirmamos en su deseo expresado en la dedicatoria del ejemplar que nos ha enviado de mantener nuestros ideales republicanos. 

viernes, 14 de julio de 2017

Fuera el genocida Queipo de LLano de la Macarena. 17 julio a las 21h. Vigilia antifascista en Sevilla.

http://bit.ly/2tb52Br



LLAMAMIENTO REPUBLICANO A TODA LA CIUDADANÍA ANDALUZA CON MOTIVO DEL 81 ANIVERSARIO DEL GOLPE DE ESTADO FASCISTA DEL 18 DE JULIO DE 1936

Ciudadanas y ciudadanos:
Hace apenas siete meses celebramos en la localidad malagueña de Humilladero el I Encuentro Andaluz por la República. De esta gran asamblea ciudadana nació la Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas, ‘Andalucía Republicana’, que hoy se dirige a ustedes con motivo de estar muy próxima la fecha del 81 aniversario del golpe de estado fascista de julio de 1936.
Ocho décadas es tiempo más que suficiente para que otros países, que también padecieron el fascismo, puedan recordar un aniversario de este tipo como un hito puramente histórico de su vida colectiva. Este es el caso de Alemania, país que tras la derrota nazi en la Segunda Guerra Mundial pudo presenciar cómo los dirigentes del III Reich eran juzgados y condenados por los tribunales internacionales de Núremberg. Una Alemania que ha hecho pública y solemne condena del nazismo y que sitúa fuera de la Ley a las organizaciones de esa ideología. Una Alemania que ha pedido públicamente perdón al mundo, por los crímenes y genocidios perpetrados por el nazismo, con la imagen de un canciller de la República Federal de Alemania hincado de rodillas en el campo de exterminio de Auschwitz.
Para desgracia nuestra, muy distinto es lo que ocurre en el Estado español. Ochenta y un años después del golpe de estado fascista de julio del 36, los responsables del mismo, de la Guerra de España y de los crímenes de cuatro décadas de dictadura fascista, siguen sin haber sido juzgados ni condenados. Las organizaciones fascistas siguen legalizadas. Ningún gobierno ni parlamento del Reino de España ha condenado los crímenes de lesa humanidad cometidos por el franquismo. Los familiares de las víctimas continúan la lenta y dolorosa búsqueda de los restos de sus familiares, sin la participación de las autoridades judiciales y políticas. El juez Baltasar Garzón sigue expulsado de la carrera judicial por intentar llevar a juicio los crímenes del fascismo. Calles, plazas y monumentos siguen glorificando la memoria de los criminales más abyectos. Y, lo que no es menos importante, se nos sigue imponiendo la monarquía como régimen político decidido por el general Franco, con los Borbones como Jefes de Estado también impuestos por el Dictador.
Se entiende perfectamente que los pueblos del Estado español contemplemos la fecha del 18 de julio no como la conmemoración de una página ya superada de nuestra historia. Lamentablemente, tenemos que abordar esta fecha como el arranque de muchos de los problemas de salud democrática que hoy seguimos padeciendo en nuestro país. Este es el motivo por el cual decidimos, en nuestro I Encuentro Andaluz por la República, que este próximo 18 de julio se convierta en una Jornada de lucha contra el fascismo y en defensa de las libertades democráticas. En base a este acuerdo, hacemos el siguiente llamamiento a la ciudadanía:
1º.- Exigimos que cese el escandaloso homenaje público que se le sigue tributando en Andalucía a uno de los mayores criminales y genocidas fascistas: el general Gonzalo Queipo de Llano. Actualmente enterrado con honores en la Basílica católica de la Macarena de Sevilla. Es responsabilidad directa del Sr. Arzobispo de Sevilla que cese de inmediato esta glorificación de un sujeto que llenó de sangre inocente las ciudades, pueblos y campos de nuestra tierra. Un individuo responsable supremo y directo de crímenes como la Masacre de la Carretera Málaga-Almería. Los restos de este individuo deben ser entregados a su familia para que puedan recibir sepultura privada.
2º.- Emplazamos al mismo Sr. Arzobispo de Sevilla a que, como miembro de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española, proceda a trasladar a la misma esta petición ciudadana:
Ochenta y un años después del 18 de julio de 1936, la jerarquía de la Iglesia Católica española aún no ha pedido público perdón por su adhesión pública al fascismo en plena Guerra de España, a través de la Carta pastoral colectiva firmada por la mayoría de su episcopado. No ha pedido perdón por la indignidad de proclamar la Guerra de España como “Santa Cruzada” querida y bendecida por Dios, expresión que hicieran muchos de sus obispos. No ha pedido perdón por su silencio cómplice, mantenido de forma casi unánime, ante las matanzas y atrocidades cometidas por los fascistas contra la población civil indefensa. No ha pedido perdón por aceptar que, durante cuarenta años de dictadura, el Régimen de Franco usase a placer la religión católica como instrumento de legitimación política y herramienta de discordia civil.
En base a todo lo anterior, emplazamos a la Conferencia Episcopal Española, y al Sr. Arzobispo de Sevilla en particular, a manifestar públicamente su petición de perdón por la actuación pública de la Iglesia Católica española, desde julio de 1936 hasta el final de la dictadura franquista.
3º.- Invitamos a la ciudadanía andaluza a participar en la VIGILIA ANTIFASCISTA que mantendremos ante las puertas del Palacio Arzobispal de Sevilla, desde las 21 horas de la noche del lunes 17 de julio próximo hasta las 11 horas del martes 18, momento en que una comisión de Andalucía Republicana procederá a entregar al Sr. Arzobispo sendas cartas con las anteriores demandas, dirigidas a su persona y a la persona del Papa de la Iglesia Católica Francisco.

Andalucía, 4 de julio de 2017
Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas
Andalucía Republicana’


La Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas "Andalucía Republicana" no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia coordinadora.


http://bit.ly/2tUchuu

martes, 4 de julio de 2017

Llamamiento republicano a toda la ciudadanía andaluza con motivo del 81 aniversario del golpe de estado fascista del 18 de julio de 1936

http://ift.tt/1PTzjrH







LLAMAMIENTO REPUBLICANO A TODA LA CIUDADANÍA ANDALUZA CON MOTIVO DEL 81 ANIVERSARIO DEL GOLPE DE ESTADO FASCISTA DEL 18 DE JULIO DE 1936

Ciudadanas y ciudadanos:
Hace apenas siete meses celebramos en la localidad malagueña de Humilladero el I Encuentro Andaluz por la República. De esta gran asamblea ciudadana nació la Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas, ‘Andalucía Republicana’, que hoy se dirige a ustedes con motivo de estar muy próxima la fecha del 81 aniversario del golpe de estado fascista de julio de 1936.
Ocho décadas es tiempo más que suficiente para que otros países, que también padecieron el fascismo, puedan recordar un aniversario de este tipo como un hito puramente histórico de su vida colectiva. Este es el caso de Alemania, país que tras la derrota nazi en la Segunda Guerra Mundial pudo presenciar cómo los dirigentes del III Reich eran juzgados y condenados por los tribunales internacionales de Núremberg. Una Alemania que ha hecho pública y solemne condena del nazismo y que sitúa fuera de la Ley a las organizaciones de esa ideología. Una Alemania que ha pedido públicamente perdón al mundo, por los crímenes y genocidios perpetrados por el nazismo, con la imagen de un canciller de la República Federal de Alemania hincado de rodillas en el campo de exterminio de Auschwitz.
Para desgracia nuestra, muy distinto es lo que ocurre en el Estado español. Ochenta y un años después del golpe de estado fascista de julio del 36, los responsables del mismo, de la Guerra de España y de los crímenes de cuatro décadas de dictadura fascista, siguen sin haber sido juzgados ni condenados. Las organizaciones fascistas siguen legalizadas. Ningún gobierno ni parlamento del Reino de España ha condenado los crímenes de lesa humanidad cometidos por el franquismo. Los familiares de las víctimas continúan la lenta y dolorosa búsqueda de los restos de sus familiares, sin la participación de las autoridades judiciales y políticas. El juez Baltasar Garzón sigue expulsado de la carrera judicial por intentar llevar a juicio los crímenes del fascismo. Calles, plazas y monumentos siguen glorificando la memoria de los criminales más abyectos. Y, lo que no es menos importante, se nos sigue imponiendo la monarquía como régimen político decidido por el general Franco, con los Borbones como Jefes de Estado también impuestos por el Dictador.
Se entiende perfectamente que los pueblos del Estado español contemplemos la fecha del 18 de julio no como la conmemoración de una página ya superada de nuestra historia. Lamentablemente, tenemos que abordar esta fecha como el arranque de muchos de los problemas de salud democrática que hoy seguimos padeciendo en nuestro país. Este es el motivo por el cual decidimos, en nuestro I Encuentro Andaluz por la República, que este próximo 18 de julio se convierta en una Jornada de lucha contra el fascismo y en defensa de las libertades democráticas. En base a este acuerdo, hacemos el siguiente llamamiento a la ciudadanía:
1º.-Exigimos que cese el escandaloso homenaje público que se le sigue tributando en Andalucía a uno de los mayores criminales y genocidas fascistas: el general Gonzalo Queipo de Llano. Actualmente enterrado con honores en la Basílica católica de la Macarena de Sevilla. Es responsabilidad directa del Sr. Arzobispo de Sevilla que cese de inmediato esta glorificación de un sujeto que llenó de sangre inocente las ciudades, pueblos y campos de nuestra tierra. Un individuo responsable supremo y directo de crímenes como la Masacre de la Carretera Málaga-Almería. Los restos de este individuo deben ser entregados a su familia para que puedan recibir sepultura privada.
2º.-Emplazamos al mismo Sr. Arzobispo de Sevilla a que, como miembro de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española, proceda a trasladar a la misma esta petición ciudadana:
Ochenta y un años después del 18 de julio de 1936, la jerarquía de la Iglesia Católica española aún no ha pedido público perdón por su adhesión pública al fascismo en plena Guerra de España, a través de la Carta pastoral colectiva firmada por la mayoría de su episcopado. No ha pedido perdón por la indignidad de proclamar la Guerra de España como “Santa Cruzada” querida y bendecida por Dios, expresión que hicieran muchos de sus obispos. No ha pedido perdón por su silencio cómplice, mantenido de forma casi unánime, ante las matanzas y atrocidades cometidas por los fascistas contra la población civil indefensa. No ha pedido perdón por aceptar que, durante cuarenta años de dictadura, el Régimen de Franco usase a placer la religión católica como instrumento de legitimación política y herramienta de discordia civil.
En base a todo lo anterior, emplazamos a la Conferencia Episcopal Española, y al Sr. Arzobispo de Sevilla en particular, a manifestar públicamente su petición de perdón por la actuación pública de la Iglesia Católica española, desde julio de 1936 hasta el final de la dictadura franquista.
3º.- Invitamos a la ciudadanía andaluza a participar en la VIGILIA ANTIFASCISTA que mantendremos ante las puertas del Palacio Arzobispal de Sevilla, desde las 21 horas de la noche del lunes 17 de julio próximo hasta las 11 horas del martes 18, momento en que una comisión de Andalucía Republicana procederá a entregar al Sr. Arzobispo sendas cartas con las anteriores demandas, dirigidas a su persona y a la persona del Papa de la Iglesia Católica Francisco.

Andalucía, 4 de julio de 2017
Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas
Andalucía Republicana’





http://bit.ly/2tNgPpp